Facebook Twitter Google +1     Admin

REcordando...

Ente la vorágine del día a día uno no encuentra tiempo para pasar por aquí. Y es triste, porque al final y al cabo lo que yo soy está aquí dentro, en estas letras, en mi familia, en mis amigos… Y algo menos en el trabajo.

Ver este video me ha devuelto al pasado, tan precioso, tan fiel a cada momento que vivimos. Y aunque uno nunca olvida cree (o juega a creer) que se supera. Pero no, revivir cada instante te resquebraja por dentro y por fuera, y te devuelve de un plumazo a la realidad. Con los pies de nuevo en el suelo te das cuenta de que no, la herida nunca se va a cerrar. Y una vez más te alegras de que así sea, porque lo contrario sería arrebatar a tu precioso ángel su sitio y su lugar en tu vida.

Duele el alma y llora el corazón al ver cada escena, al ver ese peluche sin dueño (con amor roto), duele el ver cómo crecen las ilusiones, que luego son arrasadas de cuajo. Duele ver el momento de llegar a casa, la habitación vacía en una parte, duelen los recuerdos, pero sobretodo y ante todo me dueles tú. No tenerte es de lo peor que me va a pasar en la vida, y siempre sangraré por ello(las lágrimas no son solo por dentro).

Aitana tiñó ese amargo momento con algo de dulce, con su belleza y su tierna mirada. Leo vino con su nobleza a hacer que doliese menos, y por supuesto que lo consiguieron. Pero a pesar de este eterno e infinito amor, siempre vamos a estar incompletos por dentro.

A ti mi querida Alexia, a ti siempre siempre vamos a echarte de menos.

Te queremos.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris