Facebook Twitter Google +1     Admin

Yinyangueando...

La risa y la lágrima, la alegría y la tristeza, el día y la noche, la luz y la oscuridad… Siempre será así este día: agridulce, inestable, emocionante… Como el Yin y el Yang… Amor y dolor en cada poro de la piel.

Siempre iréis conmigo: una de la mano, y la otra agarrada a lo más profundo de mi alma. Donde solamente en silencio, seremos lo que nunca debimos dejar de ser.

Os quiero y os extraño, a una por sí misma y a las dos juntas, siempre siempre voy a extrañar ese capítulo de mi vida al que arrancaron las páginas de cuajo. 

Y esas páginas, nunca se reescribieron, y siempre habrá un enorme vacío…

Felicidades Aitana, te amo! Gracias por salvarnos del infierno.

Y a ti, te esperaré eternamente, porque aún hoy no me creo que no estés aquí...

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris