Facebook Twitter Google +1     Admin

REcordando...

Ente la vorágine del día a día uno no encuentra tiempo para pasar por aquí. Y es triste, porque al final y al cabo lo que yo soy está aquí dentro, en estas letras, en mi familia, en mis amigos… Y algo menos en el trabajo.

Ver este video me ha devuelto al pasado, tan precioso, tan fiel a cada momento que vivimos. Y aunque uno nunca olvida cree (o juega a creer) que se supera. Pero no, revivir cada instante te resquebraja por dentro y por fuera, y te devuelve de un plumazo a la realidad. Con los pies de nuevo en el suelo te das cuenta de que no, la herida nunca se va a cerrar. Y una vez más te alegras de que así sea, porque lo contrario sería arrebatar a tu precioso ángel su sitio y su lugar en tu vida.

Duele el alma y llora el corazón al ver cada escena, al ver ese peluche sin dueño (con amor roto), duele el ver cómo crecen las ilusiones, que luego son arrasadas de cuajo. Duele ver el momento de llegar a casa, la habitación vacía en una parte, duelen los recuerdos, pero sobretodo y ante todo me dueles tú. No tenerte es de lo peor que me va a pasar en la vida, y siempre sangraré por ello(las lágrimas no son solo por dentro).

Aitana tiñó ese amargo momento con algo de dulce, con su belleza y su tierna mirada. Leo vino con su nobleza a hacer que doliese menos, y por supuesto que lo consiguieron. Pero a pesar de este eterno e infinito amor, siempre vamos a estar incompletos por dentro.

A ti mi querida Alexia, a ti siempre siempre vamos a echarte de menos.

Te queremos.

12/10/2016 08:31 Carlos Enlace permanente. Estados de ánimo No hay comentarios. Comentar.

Cumpliendo...

Además de una estrella en el cielo, tenemos dos soles en la tierra por los que celebrar cosas.

Mi princesa Aitana, a la que regalé mi vida desde el primer momento en que miré sus ojos. Sigo enamorado de ti, como el primer día. Me robaste el corazón con tu sola presencia, y cuanto más te descubro más me entrego a ti. Sé que no te he dedicado muchas líneas, porque contigo puedo vivir los momentos, y prefiero vivir cada instante a tu lado a "perderme" momentos por ahogarme entre unas líneas. Eres pícara, lista, dulce y preciosa... Eres lo que siempre hubiese imaginado tener. Espero seguir disfrutando de ti muchos cumpleaños más. "Axí fa: pipeanos felí! ;-)

Y a mi Leo, el que ni siquiera ha tenido ninguna mención en el blog. Ayer cumplió 3 meses y ha sido un regalo caído del cielo. Más parecido a mí que Aitana (el punto medio era Alexia), es un dulce del que uno no puede dejar de enamorarse. Rubio, guapo, tierno y simpático. Nos quedan muchas correrías juntos. Espero que con los años puedas sentirte orgulloso de nosotros. Te queremos pequeñín.

Felicidades a los dos y gracias por existir.

 



"Celebrando"...

De idas y venidas, de bienvenidas y despedidas, de cercanías y de distancias innecesarias… De eso está hecho mi día a día. Voy a ti en cada instante, pero nunca puedo verte y eso rasga el alma, dejando heridas imposibles de cicatrizar que me acompañan en cada paso.

Hoy cumplirías dos años, dos tiernos años de risas, lloros, descubrimientos, amor… Sin embargo hoy hace dos años que te fuiste, para siempre. Pero te sigues yendo a diario, porque ni toda una vida servirá para poder asumir que no estás.

Busco tu olor en la piel de tu hermana, busco tus besos en los besos de Aitana, y con cada abrazo que le doy y cada palabra bonita que le regalo, guardo una parte para ti. No quiero robarle nada a ella, la amo más que a mí mismo y cada beso es para ella (y para Leo). Pero dentro de cada momento me reservo el derecho a compartirlo contigo, desde el silencio.

La muerte siempre es dura de aceptar, pero si tras ella no hay un gran bagaje de vida, se torna mucho más complicado, por lo cruel. Es un infierno quedarme atrapado en mi mente y pensar en todo lo que te estás perdiendo, en todo lo que no has tenido oportunidad de vivir. Ver a Leo descubrirse sus manos, comenzar a sonreír, a Aitana definiendo su personalidad o aprender a correr… Son demasiadas cosas que cargar en éstas ya lastimadas rodillas.

Por eso mi precioso ángel quiero decirte una vez más que eres parte de nosotros, que eres nuestra familia, nuestra vida, un trozo de nuestra alma y que hubiese dado todo porque tú estuvieses aquí, y que no me importaría no disfrutarte si fuese yo el que lo viese desde el otro lado, y tú pudieses disfrutar de todo lo bueno que este mundo puede ofrecerte.

Un día de sol, una sonrisa, una caricia, un viaje, la playa, una comida exquisita, un olor que te transporta, una película, una canción, la satisfacción del deporte… Cada vez que vivo algo así, sé que lo vives a través de mis ojos (y los de tu madre).

Así que hoy volveremos a acercarnos a ti, en las alturas, para sentirte un poco más cerca, y que nunca puedas llegar a tener duda de que sigues presente, en cada momento. Te llevaremos globos de colores (porque quiero recordarte con colores), y un trozo de tarta metafórico (dulce para ti y amargo para nosotros), para celebrar que Alexia cumple un año más como parte de nuestra vida (aunque no estés).

Felicidades mi ángel, te mandamos un beso enorme que llegue hasta el cielo.

Te queremos.

Tus papis y hermanos.

 

Año y medio después...

Te echo de menos…

Hoy deberías cumplir 1 año y medio, y sin embargo hace 1 año y medio que te tuvimos que despedir. Y sí, sigo echándote de menos a cada segundo.

Con Aitana regalandonos cada día momentos únicos e irrepetibles, con una vida profesional cada vez más reconocida, con un entorno de gente que me quiere y se preocupan por mí, con un maravilloso niño que están en camino…

Con todo eso aún encuentro que sigo echándote de menos, sigue doliendo mucho, muy adentro. Sé que el puzzle de mi vida se rompió, y que habrá fichas que siempre faltarán… Tú siempre faltarás Alexia, y nada ni nadie llenará ese hueco.

¿Por qué no estás aquí? ¿Por qué tengo que darte las buenas noches consumida en cenizas?

Faltan tus sonrisas, tu energía, tu inocencia que nunca llegó a empezar. Falta tu alma, la que se llevó gran parte de la nuestra, arrancada para siempre.

Me faltas una y mil veces, pero te llevo conmigo.

A seguir...

02/12/2015 09:18 Carlos Enlace permanente. Estados de ánimo No hay comentarios. Comentar.

Felicitándote...

20150603134907-globos-de-colores.jpg

Agridulce. Así alcancé a definirlo hace justo un año cuando la vida me cambió. Pero después de 365 días esa palabra sigue quedándose tan corta…

Lo dulce eres tú Aitana, la mitad de mi corazón. Ese pequeño ser que hace que cada día tenga sentido. ¿Sabes? No me canso de mirarte, ni de que me toques, no me canso de verte intentar hablar ni de ver cómo tu personalidad se va forjando. Eres el sol que deshace todo mi hielo, con cada mirada dulce e ingenua y con esa sonrisa desdentada y natural. Por ti, por todo lo que nos das, por tu luz y por tu fuerza seguiremos remando, peleando cada día al borde del abismo, por no caer hacia atrás en el agujero, nos arrodillaremos una y otra vez, pero caeremos hacia delante y nos levantaremos. Porque tú no mereces menos y porque de eso trata esto de la vida (supongo). Por todo ello hoy te digo FELICIDADES mi amor, con el corazón quebrado en mil trozos pero la cabeza muy alta. No tengas en cuenta las lágrimas, en algún punto son de felicidad, aunque ahora cueste verlo. Sin duda eres el regalo más grande que me ha dado nunca la vida. Aunque como en los chistes malos nos dijesen aquello de: “¿qué quieres primero: la noticia buena o la mala?”

Tú y tu ingenua mirada aún no lo sabéis, pero nunca debiste venir sola. La noticia que acompañó a tu nacimiento fue de esas que te cierran los conductos respiratorios, que te giran el corazón y te levantan los pies del suelo. Probablemente aprendamos a caminar en el aire pero nunca más volveremos a pisar con firmeza. Y es que realmente nuestra vida nunca debió ser así. Nos faltas Alexia, nos vas a faltar siempre y es muy duro llenar ese hueco. Aitana nos regala cada día la sensación del amor infinito, nos da la opción de saber cómo serías… Pero a la vez nos desgarra saber que todo eso jamás lo sentiremos contigo, y el vacío es profundo y desalentador. ¿Lo entiendes mi ángel? ¿Entiendes que te echaremos de menos a cada paso y en todos y cada uno de los momentos que nos quedan por vivir?

No soy creyente, los que me conocen bien lo saben, pero me aferro a la idea de que algún día (no sé dónde ni cómo), pero algún día volveremos a vernos, y tú estarás esperándonos para recuperar todo lo que la vida nos arrebató de cuajo, sin preguntarnos, sin darnos la oportunidad mirarnos a los ojos aunque fuese una sola vez.

Todos te acompañamos ayer en tu día, estuvimos rozando el cielo, sintiéndote más cerca. Globos de colores al ocaso, dedicatorias desgarradoras, fotos que nunca estarán completas sin ti, pero amor, ayer dedicamos tiempo en mostrarte todo el amor que sentimos hacia ti mi ángel.

Y la luna llena….; la luna llena sé que es cosa tuya.

Love U.

03/06/2015 13:49 Carlos Enlace permanente. Estados de ánimo No hay comentarios. Comentar.

Viviendo sin ti...

El calor y el color de Cádiz son únicos, el verde del monte acariciando prácticamente el azul del mar. Su gente, sus sabores, su arte y la brisa marina son un marco único. En Cádiz todo es celestial. Pero la luz, una vez más, la luz la has puesto tú mi ángel.

Sigue costando andar, los problemas de la gente me siguen pareciendo irrisorios. El peso de no tenerte es una losa muy grande para los píes y para la mente.

Es una alegría inmensa ver a tu linda hermana balbucear, buscarme para trepar, dar sus primeros pasos, sus primeras risas (forzadas y sin forzar), experimentar con texturas y sabores, gritar por sentirse tan viva. En definitiva, regalarnos el momento de aprender a vivir.

Pero obviamente esa sensación nos golpea una y otra vez, llevándonos a ti y a lo que tú no has tenido oportunidad de sentir (ni nosotros contigo). Amamos tu recuerdo pero nos mata (una y otra vez) la pena de no vivirlo más allá de  nuestras mentes.

Espero que estés donde estés puedas vernos, y tú también sonrías con las "locuras" de tu preciosa hermana.

Y sobretodo, nunca olvides que vayamos donde vayamos, tú vives en nosotros.

Missing you...

06/04/2015 09:42 Carlos Enlace permanente. Estados de ánimo No hay comentarios. Comentar.

All for one...

Una canción dedicada a mi preciosa hija Aitana, a la que desafortunadamente nunca le he dedicado una canción.

Gracias por existir mi niña.

Te quiero.

07/03/2015 09:17 Carlos Enlace permanente. Estados de ánimo No hay comentarios. Comentar.

(DES)informados...

Y cae un día más (otro), y con este ya van más de 8 meses.

Esperábamos cerrar un capítulo que hoy sabemos que nos acompañará siempre, que nos golpeará a cada paso andado. Salimos de ese terrible lugar en el que te perdimos. Una vez más sin ti (y sin respuestas).

Nadie saber por qué no estás, sólo sabemos que no estás. Y duele, sigue desgarrando y haciendo que cada paso sea una losa y, por qué no, un reto.

Tu madre siempre se sentirá culpable. No la juzgues por ello, es inevitable. Pero lo está haciendo bien. Es un camino que debe recorrer ella sola… Aunque por fuera muchos la acompañaremos.

Yo también arrastro conmigo la condena de no haber estado ahí, para algo, para nada, quién sabe. Y más aún arrastro la pena de no haberte sentido por última vez cuando pude hacerlo. Eso te lo deberé siempre, pero sobretodo, me lo deberé a mí.

Intento aprender de ello, trato de que te sientas orgullosa de lo que soy. Sigo remando, no sé si tengo claro el horizonte pero no tengo elección, debo seguir remando. Te seguiré llevando conmigo en este viaje, eres el sabor de la sal que se te queda en los labios cuando andas a la deriva. Sabe bien pero escuece. Pero no quiero dejar de sentirlo, porque sabe a ti.

Seguiré llorándote, hoy y siempre. No te sientas mal por ello. Eres parte de mí y seguiré llorándote. Intentaré que siga siendo nuestro momento: que nadie nos vea, que nadie nos juzgue… Solos tú y yo. Tan lejos, tan cerca…

Hoy (más que nunca) no sé por qué no llegaste, pero empiezo a entender que de alguna manera, nunca te fuiste (ni te irás).

Aunque no te pueda ver…

PS: Te regalo esta canción por varios motivos. Porque es una de mis favoritas. Porque es triste en su mensaje pero alegre en el sonido (que al final es lo que queda). Y porque triunfó cuando yo era un niño, y la muerte no tenía lugar en mi vida. Te quiero.

Año "nuevo"...

Y se acabó el año. Y aquí nos encontramos, en 2015, sin ti…

Las navidades (están) pasando de largo, no hay lugar para celebraciones. Tenemos a tu hermana sí, y la disfrutamos, pero irremediablemente nos faltas tú. Nos falta tu aliento a cada paso y cuesta salir del pozo.

Este año no ha habido más cotillón que la mezcla de frustración y pena. Hemos cambiado el “matasuegras” por la lágrima de llorarte y las 12 uvas por 1000 pensamientos y preguntas sin responder.

Un año nuevo sí, pero tan negro como el anterior. Seguiremos siendo fuertes tratando de dejar atrás el dolor e ir transformándolo en amor puro e imposible.

No hay navidad mi linda hija sin ti, mientras Aitana no lo reclame no habrá navidad ni sol en nuestras vidas.

De momento toca seguir, sin fuerzas pero tratando de seguir andando el camino. Olvidando el destino y los motivos por los que movemos los píes, y recurriendo a ti una y otra vez con el corazón roto. Pero toca seguir. Sé que hemos dejado de brillar, pero aquí seguimos de momento. Heridos de muerte pero en píe, y lo hacemos por Aitana pero también por ti. Toca seguir.

Te amo incondicionalmente.

 

Naranjeando...

20141228083438-1004-103399965326-1201-n.jpg

Cuando la vorágine no te da tiempo ni de decir adiós a un viejo amigo, es que no estás llevando el timón de tu vida.

Hoy me detengo por ti, aunque sólo sea unos instantes. Porque me has hecho reir mil veces y porque te he llorado con mucha pena.

Gracias compañero por estar ahí en tantos recuerdos, gracias por tu calor, por tu mirada, por tu cariño... Gracias por haber sido naranja y especial siempre, nuestro dulce gato asustadizo.

Vivirás siempre con nosotros. Hoy mi niña tiene un nuevo compañero fiel.

28/12/2014 08:27 Carlos Enlace permanente. Estados de ánimo No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris